sábado, 22 de febrero de 2014

AGUILA CALZADA EN FASE CLARA


El águila calzada es la más pequeña de las águilas, de ahí que también se le denomine “aguililla calzada”.
Es una rapaz de tamaño medio, formas estilizadas, alas largas y estrechas, tarsos completamente emplumados y vuelo ágil, que se caracteriza por presentar dos plumajes completamente diferentes: uno claro (mucho más frecuente) y otro oscuro, además de coloraciones intermedias entre ambos.
Por encima ambas fases son iguales, pero por debajo se aprecia como en la  fase blanca tiene el pecho y vientre blancos y la cola de color canela. La fase oscura  presenta todas las alas y la cabeza de color marrón. El águila calzada cuenta con una cabeza ancha y redonda, que presenta un pico poderoso para despedazar a sus presas. 
Se trata de un ave fundamentalmente migradora de largo alcance, aunque los ejemplares de Baleares se muestran sedentarios. En los últimos años se viene registrando un cierto número de individuos que pasan el invierno en las marismas del Guadalquivir y en las provincias costeras del Mediterráneo, lo que se interpreta como un fenómeno relacionado con posibles procesos de sedentarización. 
Su hábitat preferido son  los bosques, considerándose una especie típicamente forestal, aunque se desplaza a zonas más abiertas para cazar. 
Las aves constituyen, en la mayoría de las regiones, el grueso de la dieta de esta rapaz. Normalmente, elige especies de tamaño medio, que varían en función de las disponibilidades del hábitat que ocupan, si bien sus presas más comunes son palomas torcaces, perdices, mirlos, zorzales, rabilargos, urracas, arrendajos, abubillas o codornices. El conejo es el mamífero que más consume y, allí donde todavía abunda, se constituye en una pieza básica de la alimentación del águila. 
Esta entrada será para mostrar ejemplares en fase clara.













 

lunes, 17 de febrero de 2014

HERRERILLO CAPUCHINO

El herrerillo capuchino es un parido pequeño, de unos 11 centímetros de longitud. Se distingue con facilidad gracias a una llamativa cresta móvil de color blanco grisáceo y con rayado en negro. Presenta un collar negro, la barbilla también negra y abdomen blanco, mientras que el dorso es marrón claro. Es de destacar el color de sus ojos, de un color rojo muy vivo.
Su hábitat preferido son los bosques de coníferas o mixtos. También en alcornocales y encinares. En invierno puede frecuentar parques periurbanos y campiñas.
Se alimenta preferentemente de insectos y arañas, completando en invierno con piñones y pequeños frutos y bayas.
Anidan en agujeros de los árboles que son recubiertos de musgo y lana por la hembra. La puesta tendrá entre 5 y 10 huevos de color blanco con pequeñas punteaduras rojizas. La incubación dura unas dos semanas y los pollos permanecerán en el nido unos 20 días más.
Anidan en agujeros de los árboles que son recubiertos de musgo y lana por la hembra. La puesta tendrá entre 5 y 10 huevos de color blanco con pequeñas punteaduras rojizas. La incubación dura unas dos semanas y los pollos permanecerán en el nido unos 20 días más. 
Gracias a las repoblaciones forestales, en su mayoría de coníferas, va recuperando su área de cría, aunque muy lentamente.
En la Albufera de Valencia es un visitante bastante ocasional, siendo muy puntuales las observaciones de esta avecilla en los pinares de la devesa.













sábado, 8 de febrero de 2014

AGUILUCHO LAGUNERO OCCIDENTAL

El aguilucho lagunero es una rapaz de tamaño medio y aspecto bastante estilizado, aunque ciertamente más robusto que los restantes aguiluchos presentes en nuestra fauna, a los que también supera en envergadura. 
El macho tiene la cabeza y la nuca grisáceos, las partes inferiores son rojizas y van pasando a un tono crema según avanzamos hacia el pecho, y la parte inferior de las alas es blancuzca con las puntas negras. La hembra es más grande, con un plumaje en general pardo-achocolatado pero con la cabeza, la garganta y los hombros amarillentos. Son frecuentes los casos de melanismo y de diseños atípicos.
Se trata de una especie residente en la Península, donde recala también un importante flujo de migrantes originarios de Centroeuropa y los países nórdicos, una parte de los cuales permanece entre nosotros todo el invierno, en tanto que otra continúa su periplo migratorio hasta cruzar el estrecho de Gibraltar entre septiembre y la primera quincena de octubre. Las aves que acuden para invernar se instalan, preferentemente, en grandes humedales del sur y este de la Península, territorios que abandonarán al comienzo de la primavera. 
Está ligado a humedales con abundante vegetación palustre: carrizo, eneas y juncos. Para cazar suele verse en campos de cultivo, baldíos o pastizales. También puede establecerse en grandes extensiones de cereal. 
Su dieta se basa en pequeños mamíferos (conejos, roedores), aves, reptiles, y en menor medida anfibios, peces y huevos.

























sábado, 1 de febrero de 2014

COLIRROJO TIZON

El colirrojo tizón es un ave de pequeño tamaño con el obispillo y la cola de color rojo. El macho presenta el pecho y la cara negros y el resto del cuerpo pardo, con una mancha blanca en las alas. Las hembras y los juveniles son pardo-grisaceos.
Habitual en costas rocosas. Frecuenta regiones rocosas, alta montaña, y últimamente cada vez más frecuente en zonas urbanas, parques y jardines.
Es un ave muy inquieta que mueve la cola continuamente, y realiza pequeños vuelos muy rápidos. Es muy individualista, e incluso en sus terrenos invernales manifiesta mucha intolerancia hacia sus congéneres, a los que aleja de sus dominios.
Especie rupícola que prefiere ambientes secos y soleados, con escasa vegetación y abundantes roquedos; también se le puede encontrar en zonas urbanas y pueblos. En invierno puede ocupar estepas, baldíos y cultivos en valles fluviales.
Se distribuye por toda la Península, de forma continua en la mitad norte y asociada a regiones montañosas en el sur. Las poblaciones ibéricas pueden ser parcialmente migradoras, desplazándose a las localidades del sur peninsular en invierno. Las poblaciones centroeuropeas pasan el invierno en el entorno mediterráneo, incluyendo Iberia y el norte de África. 
Su alimentación se basa principalmente en insectos, arácnidos y cien pies, a veces también bayas.