viernes, 21 de abril de 2017

MAGNIFICO INVIERNO DE RAPACES

Acabada la temporada de rapaces que en el caso del Parque Natural de la Albufera se circunscribe casi exclusivamente al invierno, cuando recibimos la visita de muchas rapaces invernantes procedentes de latitudes más frías, vamos a hacer balance de cómo nos ha ido en el tema de la fotografía de estas aves tan apasionantes.
Si bien es cierto que hasta mediados de diciembre la cosa estaba de capa caída, los resultados obtenidos a partir de entonces hasta la primera semana de abril han sido espectaculares: hasta 10 busardos ratoneros, incluido un ejemplar muy bello casi albino con una gran deformación en el pico; mas de 15 aguiluchos laguneros, cuyo número exacto es difícil de concretar porque algunas hembras son casi idénticas y algún ejemplar lo he podido fotografiar en más de una ubicación y hasta 5 cernícalos vulgares, de los cuales dos han sido machos y tres hembras.
Mención especial a la pillada de un juvenil de águila moteada en dispersión y que ha sido observado en repetidas ocasiones durante todo el invierno en el entorno de la marjal de la albufera, sobre todo por la zona de Alfafar. 
Además destacar la pareja de cernícalos vulgares fidelizada en el hide de Ribarroja y la fiel presencia de buitres leonados y alimoche en el hide de las Blancas, ambas instalaciones integradas en la red de hides de la asociación de Naturhide. 
Actualmente hemos ampliado la opción de rapaces con el hide de Fuentes Claras (Teruel), propiedad de Turiahides, donde ya he fotografiado al milano real y buitre leonado y otros compañeros fotógrafos también han pillado al milano negro, al busardo ratonero, al aguilucho lagunero, al alimoche y se ha observado la presencia en vuelo de aguilucho pálido y de águila calzada.


Busardos ratoneros en la albufera









Laguneros en la albufera










Cernicalos vulgares en la albufera





Cernicalo vulgar en el hide de Ribarroja
Juvenil de aguila moteada en la marjal de Alfafar


Alimoche en las Blancas
Buitre leonado en las Blancas
Milano real en el hide de Fuentes Claras
 
Buitre leonado en el hide de Fuentes Claras
 

martes, 18 de abril de 2017

ESTRENANDO EL HIDE DE QUARTELL

La asociación de Naturhide, a la que pertenezco desde hace poco más de un año, tiene un hide en la marjal de Almarda que por diversas causas ha estado fuera de servicio durante los dos últimos años.
La principal causa de la inutilización es la mala regulación del nivel de aguas debido a atascos en la Gola de desagüe al mar, que ha hecho que durante largo tiempo esa zona estuviera totalmente inundada o al revés, que estuviera totalmente seca. Aparte el camino de acceso se perdió entre una maraña casi impenetrable de carrizos tras dos años sin ser visitado y además hay que tener en cuenta la larga temporada de caza, época en la que no somos bienvenidos y por lo tanto no es muy recomendable aparecer por allí.
Tras limpiar de carrizo el pasado mes de octubre (cuando la marjal estaba seca y vacía de aves) tanto el camino de acceso como la parte frontal del hide y una vez concluida la temporada de caza, por fin está en condiciones de volver a ser utilizado. 
Actualmente el nivel de agua está demasiado alto para zancudas, pero ya es adecuado para aves nadadoras y buceadoras.  
En las tres visitas que le he dedicado durante este mes, destacar que el nivel de agua es fluctuante y la presencia de acuáticas muy irregular. Aun así, destacar la presencia de una pareja de somormujos lavancos y de patos colorados. Junto a ellas, azulones, pollas de agua, fochas, zampullines chicos, gaviotas reidoras y de Audouin  y la presencia constante del aguilucho lagunero. 
Está claro que no todas las aves se han puesto a tiro de foto porque la laguna es bastante grande, pero ya se puede ir pillando alguna cosa.


Somormujo lavanco


Pato colorado

Anade real




Polla de agua
Focha común
Gaviota reidora
Gaviota de Audouin

domingo, 16 de abril de 2017

PASEANDO POR ESPADAN

Estamos en Pascua y no podemos faltar a nuestra cita con el senderismo y con la sierra de Espadan.
En esta ocasión partimos de la bonita población de Alfondeguilla y haremos una sencilla ruta circular de apenas 9-10 km recorriendo bonitos rincones tales como el Arquet, les fontetes de Marc y de la Penyeta y el barranco de la Cabrera, con sus frondosos alcornocales y sus curiosas formaciones de Rodeno.