miércoles, 24 de mayo de 2017

ALMENARA SE VA ANIMANDO

Abundando en la impresión de que este año hay menos aves que en otros anteriores, parece que en los hides de acuáticas ya se va animando la cosa con las especies estivales que ya van llegando para anidar.
En las últimas sesiones en la marjal de Almenara ya se van incorporando nuevas especies, así pues, aparte de las aves más comunes, como gallinetas, cigüeñuelas y azulones, ya se pueden ver patos colorados, moritos, avetorillos, martin pescador, calamones, garzas, martinetes, fumareles, canasteras, charrancitos, muchos carriceros (comunes y tordales), pato cuchara, gaviotas, lagunero, etc.
Evidentemente, no todas estas aves se han puesto a tiro de foto e incluso muchas de ellas solo pasan volando, pero su presencia en la laguna es constante y en algún momento se acercaran. 
El caso del pato cuchara es curioso, pues se trata de un ejemplar que no puede volar y la razón es que le falta media ala, seguramente daños colaterales de la última temporada de caza. 


Anade real

Cigüeñuela

Polla de agua

Garceta común
Hembra de pato colorado

Calamón
Morito

Gaviota patiamarilla

Macho de pato cuchara
El cuchara no puede volar porque le falta media ala
Carricero tordal
Lagunera en lo alto de un taray algo lejano controlando la laguna




sábado, 20 de mayo de 2017

MOSQUITERO PAPIALBO

Los mosquiteros son pequeños pájaros de aspecto rechoncho pero delicado y de tonos generales amarillo-verdosos. De las seis especies presentes en territorio español, el papialbo es el único que muestra una coloración un poco diferente de este patrón general, ya que resulta mucho más pálido, sobre todo en la cabeza y las partes ventrales.
El hábitat habitual de esta especie son los bosques caducifolios y en encinares, situados entre los quinientos y los dos mil metros de altitud, sobre todo en los piso bioclimáticos meso y supra-mediterráneo. Es menos frecuente en los pinares de repoblación y se adapta bien en general a  zonas arboladas, donde no haya un espeso sotobosque. 
Se trata de un ave migrante transahariana, cuyos cuarteles de invernada se sitúan en África tropical. El paso prenupcial se detecta entre marzo y mayo (con máximos a finales de abril) y el posnupcial se extiende de julio a septiembre (con el mayor número de aves a principios de agosto). 
La alimentación de esta especie se basa en la captura de pequeños insectos y en general de invertebrados que suele obtener en las ramas de los árboles y en plano vuelo, que se caracteriza por ser bastante acrobático, posándose de rama en rama a gran velocidad y tendiendo a ocultarse entre los espinos y otras especies arbustivas. 












miércoles, 17 de mayo de 2017

VUELVE AL AGUA A LOS ARROZALES

Bueno, pues el cultivo del arroz sigue su curso y tras unos tres meses en los que los arrozales han estado completamente secos y la marjal ha sido un erial, se vuelven a inundar los arrozales y se procederá a la siembra del arroz.
Este momento es muy esperado por la avifauna del Parque ya que con la llegada del agua también comienza la siembra y eso significa abundancia de grano y de brotes verdes en los arrozales, auténticos manjares para una gran cantidad de acuáticas como patos, gallinetas, flamencos, calamones, etc. Esto evidentemente crea un conflicto con los agricultores que pondrán en marcha toda una serie de artilugios (espantapájaros, banderas, disketes al viento e incluso cañones de ruido) enfocados a ahuyentar a las aves y a proteger sus cosechas. 
Este proceso es escalonado, así mientras que esta mañana los arrozales de Alfafar ya estaban todos inundados, los arrozales de Pinedo, Saler y Catarroja aún estaban totalmente secos. 
Hoy me he dado un paseo por la recién inundada marjal de Alfafar, y aunque aún hay pocas aves, ya he podido observar garcillas cangrejeras, cigüeñuelas, garzas, gaviotas de Audouin, fumareles, etc. Incluso ya he podido ver un nido de cigüeñuela en medio de un arrozal.


Marjal de Alfafar inundada





Garcilla cangrejera


Cigüeñuela


Gaviota de Audouin

Marjal de Catarroja completamente seca
  

sábado, 13 de mayo de 2017

UN MORITO MUY ASEADO

Ya sabemos que en el mundo de las aves, tener el plumaje en perfecto estado es de una importancia capital. Así pues, este morito interrumpió su continua búsqueda de alimento para subirse al posadero y poder dedicarse quince minutos a acicalarse meticulosamente.