sábado, 18 de noviembre de 2017

EL PUTO AMO

En la última sesión con rapaces, ha llegado al lugar un ratonero nuevo ciertamente peculiar.
Es de buen tamaño, de aspecto compacto y robusto y se le ve fuerte.
De color muy oscuro, tiene apenas un poco de blanco en la parte ventral y tiene los ojos muy negros. 
Intuyo que debe de ser una hembra dominante, pues de momento nadie le tose en el comedero y campa a sus anchas. Ajeno a las disputas de los otros ratoneros y los laguneros, nadie le molesta y se apartan a su paso cediéndole incluso su puesto en la comida si hiciere falta.











  

miércoles, 15 de noviembre de 2017

DISPUTAS ENTRE LAGUNEROS

En cualquier punto con comida en el que confluyan varios aguiluchos laguneros, inevitablemente habrá trifulcas y disputas entre ellos.
Afortunadamente estas disputas están estereotipadas y no ocasionan daños en los individuos, principalmente porque el más débil cederá fácilmente el sitio al más fuerte.
Sin embargo son muy vistosas por el postureo y el comportamiento del ejemplar en posesión de la comida. 
Cuando otea a un adversario que se acerca volando, despliega las alas como queriendo ocultar la comida, eriza las plumas aparentando mayor tamaño y emite unos pitidos a la vez quejosos y agresivos. Si el contrincante pasa de largo, el ejemplar sigue comiendo tranquilamente, pero si baja, tras una breve cara a cara, se quedara la comida el ejemplar más fuerte o el que más hambre tenga.  
En realidad más que una disputa se podría llamar una alternancia, por la que el individuo con más hambre o fortaleza siempre es el que consigue la comida.













  

domingo, 12 de noviembre de 2017

CAMBIO DE ESCENARIO

Aunque la sesión del pasado día 6 fue estupenda, hemos decidido cambiar la situación de los cebos, para así cambiar de fondos.
Este pequeño cambio, de apenas unos metros, ha servido para que en la sesión de esta mañana además de los aguiluchos laguneros, también hayan entrado un par de ratoneros.
Curiosamente todos los aguiluchos laguneros que se han pasado por aquí de momento (7-8 ejemplares entre los dos días) al parecer han sido hembras o jóvenes. 
Es conocida que en esta especie hay una gran desproporción en número a favor de las hembras con respecto a los machos, y por lo visto hasta ahora parece que es cierto. 
En los momentos de ausencia de rapaces, han aprovechado la ocasión una gaviota sombría y un pequeño grupo de urracas.






















  

viernes, 10 de noviembre de 2017

EL RAPOSO FURTIVO

La fotografía de aves en la naturaleza, y más si cabe si son rapaces, llevan implícito un trabajo previo personal o de otras personas. Es prácticamente imposible una foto de calidad de una rapaz en un encuentro fortuito en el campo.
Ese trabajo necesario es variopinto y suele incluir un pequeño cebado previo a las sesiones. Para obtener información de los avances en los preparativos, podemos usar una cámara espía de fototrampeo, cuyo funcionamiento es básicamente una cámara de video la cual filma un video de 30 segundos (esta duración se puede elegir) cada vez que se produce un movimiento delante de su sensor, con lo cual podremos saber exactamente que aminales han pasado delante de la cámara durante el tiempo en que la tengamos en funcionamiento.
Así pues, en un terreno cercano a Valencia por el que merodea algún que otro ratonero, puse la cámara espía un día entero (24 h) y me lleve la sorpresa de que quien se llevaba las carcasas de pollo no eran las rapaces, sino una pareja de simpáticos raposos. 
Esto no hace sino abundar en el éxito de la especie, que se ha sabido adaptar muy bien a los cambios que ha introducido el hombre en su hábitat, siendo capaces de sobrevivir en un medio muy antrocipado sin que casi nadie repare en su presencia.





  


miércoles, 8 de noviembre de 2017

UN VIEJO CONOCIDO

Este ejemplar de lagunero también entro durante la sesión de la entrada anterior. El hecho de tratarlo por separado se debe a que es un ejemplar que ya fotografié el invierno pasado y en este mismo arrozal.
Es destacable que después del viaje migratorio, haya vuelto no solo a la Albufera de Valencia, sino que recordara incluso el sitio exacto donde paso el invierno pasado.
Además se trata de un ejemplar de aspecto peculiar, pues como ya comente en la entrada que le dedique el invierno pasado, últimamente se ha descubierto que algunos machos adoptan el colorido de las hembras para entrar en territorios de otros machos con impunidad, y este ejemplar se podría ajustar a esta peculiaridad.








El mismo lagunero fotografiado el dia 04-01-2017 en el mismo arrozal que entonces estaba inundado