martes, 8 de abril de 2014

NIEBLA EN EL TANCAT DE LA RATLLA

Hoy ha amanecido Valencia con una densa niebla, un fenómeno atmosférico muy poco común por estos lares.
Aprovechando esta circunstancia, me desplazo al tancat de la Ratlla a observar que aves han venido hoy a alimentarse en este espacio.
Las fotografias con niebla no tienen la definición ni la claridad que hay cuando se hacen en perfectas condiciones de luz, pero da un tono languido y nostalgico muy particular y que a mi personalmente me gusta mucho.
Cada vez queda menos agua en el tancat, pero aun así hoy había: un grupo de flamencos, avocetas, cigüeñuelas, gaviotas reidoras y sombrías, pollas de agua, alguna garza real, alguna agachadiza común, 1 morito y algún chorlitejo.

Marjal de Silla
Tancat de la Ratlla

Avocetas, cigüeñuelas y flamencos en la Ratlla




  



2 comentarios:

  1. Por si fuera interesante o de utilidad para ti o para los lectores de tu web, tengo publicado el siguiente blog:
    http://plantararboles.blogspot.com
    Se trata de una manual breve y sencillo para que los amantes del monte y del campo podamos reforestar, casi sobre la marcha, aprovechando las semillas que nos dan los árboles y arbustos autóctonos de nuestra propia región.

    Salud,
    José Luis Sáez Sáez

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola compañero, sin duda si que echare un vistazo a tu manual.
      Aparte de un apasionado de la fotografia, tambien soy un senderista convulsivo y me interesan todos los temas que tengan que ver con la naturaleza.
      De hecho me he apuntado con mis hijos a alguna campaña de repoblación de nuestros castigados montes valencianos, e incluso en alguna ocasión he plantado en casa algunos bellotas de carrascas y quejigos que encuentro en mis rutas senderistas, aunque al final (y alguno me ha brotado), siempre se me mueren antes de llevarlos a la naturaleza.
      Sin duda estos fracasos son atribuibles a mi ignorancia sobre el tema. Espero que con tus indicaciones logre mejores resultados.

      Un saludo.

      Eliminar