miércoles, 28 de enero de 2015

COMEDERO DE INVIERNO

El invierno es sin duda el mejor momento de poner comederos si queremos atraer a las aves y acercarlas a nuestro teleobjetivo.
Este año he probado con un tipo de comedero ligero, rápido de montar y fácil de ubicar. Básicamente es un palo clavado en el suelo con ramas adosadas a los laterales. Luego distribuimos pequeños recipientes por la estructura y los llenamos de comida.
En este caso y para abarcar el mayor número posible de comensales, he puesto comida muy variada: mix variado de semillas y alpiste, pipas negras, frutas naturales y frescas (grosellas y frambuesas), pasta para insectívoros, larvas de mosca e incluso he colocado algún alambre colgando con fruta desecada y trozos de tocino. 
Si bien es cierto que cuando están comiendo en el comedero las fotos no son válidas por lo antiestético de la estructura, se consiguen buenas fotos cuando las aves estan en los posaderos. Asimismo, estos se cambian con mucha comodidad para variar el escenario y los distintos recipientes permiten probar con distintos tipos de comidas e intentar atraer a especies lo más variadas posibles. 
Está ubicado en una zona de matorral cercana al pueblo de Silla y el principal problema ha sido aislarlo de las ratas, pues en los descampados que hay alrededor de estos pueblos las hay en abundancia.
Si el comedero es localizado por un grupo de ratas, estas se bastan en una sola noche para dejarlo totalmente vacío de comida. Son animales muy hábiles trepando y no es nada fácil conseguir burlarlas.  
Tras unos primeros días de saqueos sistemáticos, parece que finalmente he logrado pararlas colocando una gran zafa invertida en el palo principal del armazón, pues progresar cabeza abajo por plástico resbaladizo ya parece demasiado incluso para sus habilidades.
Superado este primer problema, el comedero se ha ido afianzando en la zona y en un par de semanas ya recibe visitas asiduas de algunas especies de aves.  
Estos dos últimos días he hecho un par de sesiones de unas 3-4 horas cada una y el resultado ha estado bastante bien. Han acudido a comer petirrojos y tarabillas comunes (macho y hembra) y alguna especie más ha estado rondando por los matorrales de al lado aunque al final no se ha decidido a bajar. De todas formas, aún es pronto y espero seguir sumando especies en los próximos días. 
Aunque el resultado no es malo, hubiera podido ser mejor, pero la actitud de los petirrojos es muy pendenciera con las otras aves. Han hecho suyo el comedero y acosan y repelen a todas las aves que acuden a comer. Esperemos que se les pase esta belicosidad pues de momento me están restando diversidad de especies en el comedero. 


Aspecto general del comedero
Petirrojo en el comedero


Tarabilla común en el comedero



Tarabilla común antes de entrar en el comedero

Petirrojo en los posaderos





Tarabilla común en los posaderos






sábado, 24 de enero de 2015

PISANDO NIEVE

Estamos en pleno invierno y así como en el otoño hice un par de entradas relativas a esa estación como las setas y el colorido de los arboles caducifolios, en este caso no podía faltar una entrada con lo más característico del invierno, el frio y la nieve.
El senderismo es otra de mis actividades preferidas y estaba esperando que cayera alguna nevada en la comunidad valenciana para realizar alguna ascensión a nuestras montañas más queridas como el Penyagolosa, el Monrcabrer, el Alto de las Barracas, etc.
El caso es que estamos a finales de enero y esto todavía no se ha producido, así que aprovechando este último temporal que ha dejado el norte de España bajo un tupido manto de nieve, no puedo esperar más y me acerco a la vecina Teruel a realizar una ascensión al pico Javalambre, que con sus 2.020 metros es el punto culminante de la sierra que le da nombre.
La ruta parte del refugio Rabada y Navarro y utilizando caminos, sendas e incluso tramos de campo a través, ascenderemos a los picos Javalambre y al Javalambre Bis, en un recorrido de unos 16 km de distancia y unos 750 metros de desnivel. 
La excursión ha resultado magnifica, pues a pesar de su dureza por el frio y lo incomodo que es caminar por la nieve, los impresionantes paisajes que contemplamos compensan con creces el esfuerzo realizado.  


Recorrido marcado con GPS
















jueves, 22 de enero de 2015

MOSQUITERO COMUN

El mosquitero común es una pequeña ave insectívora de pico fino y patas oscuras. Presenta tonos verdosos o pardo-grisáceos en el dorso y blanquecinos en las partes inferiores.
Esta avecilla es una de las aves más frecuentes en Europa, donde su población se cifra en varias decenas de millones de parejas. En España no resulta muy habitual como reproductor, pero sí es, en cambio, muy abundante como invernante y en los pasos migratorios.
Las poblaciones ibéricas parecen ser sedentarias y realizar únicamente movimientos de escasa entidad. 
Frecuenta un gran número de hábitats como humedales, charcas, bosques de ribera, huertos, orillas de ríos, cañaverales, incluso en las ciudades en jardines.  
Su dieta se basa en el consumo de pequeños invertebrados, que puede complementar con la ingesta de pequeños frutillos en otoño e invierno, e incluso néctar y polen en primavera. 
Es una especie prácticamente idéntica en el campo al mosquitero ibérico, del que se distingue por su canto y por encontrarse presente en nuestro territorio durante todo el año o en invierno (según las regiones), mientras que el ibérico es un ave únicamente estival. Es también muy similar al mosquitero musical, pero este posee las patas y el pico pálidos, así como la lista superciliar y otras finas marcas auriculares más definidas. Además, el musical solo está presente en paso.     












 


lunes, 19 de enero de 2015

BARRANC DE TORRENT

La rambla del Poyo (también llamado barranco de Chiva o barranco de Torrente o barranco de Catarroja ) es un curso de agua estacional situado en la provincia de Valencia. Su cuenca se encuentra entre la de los ríos Turia y Júcar, y la del Barranco de Picasent, y tiene una extensión de 462 kilómetros cuadrados.
Esta rambla nace a una altitud de 1.023 metros, en las sierra de los Bosques y de Cabrera, donde se organizan tres barrancos (el Grande, el Cueva Morica y el de Chiva) que al unirse antes de llegar a Cheste dan lugar a la Rambla del Poyo como tal.
Cuando llega a Torrent el cauce de la rambla se ensancha y profundiza, recibiendo allí también las aguas del barranc de L ´Horteta, el cual también proviene de la sierra Perenxisa. Aquí en este punto también adopta el nombre del barranc de Torrent y sigue en dirección NO-SE camino del lago de la Alfufera donde desemboca. 




El tramo más interesante desde el punto de vista faunístico es el comprendido entre Catarroja y la Albufera, pues es donde más agua lleva y donde es posible observar más variedad de aves. Su cauce a partir del cruce con la pista de Silla (N-332), está cubierto por una densa masa de carrizal y poco a poco hay más agua, hasta que cerca de la desembocadura, el agua ya ocupa casi todo el cauce. Además, todo este tramo se puede recorrer cómodamente a pie, en bicicleta e incluso en coche, pues sobre ambas vertientes del barranco discurre un buen camino de tierra en muy buen estado. 
Y en su mayor virtud, también está su mayor pecado. Este buen camino que nos permite disfrutar del barranco en su mejor tramo, también es utilizado por mucha gente para pasear, correr, hacer bicicleta e incluso circular en coches.  
En consecuencia, las aves que son sensibles a la injerencia humana, se suelen espantar con frecuencia cuando ven movimientos de coches o personas por estos caminos. 
Por lo tanto, los mejores momentos para observar aves serán a primeras horas de la mañana y el invierno, pues en verano se deduce que habrá mucha gente aprovechando estos magníficos caminos para hacer deporte. 


Recorrido del Barranc de Torrent desde Catarroja hasta desembocar en la Albufera


Las aves que podremos observar serán pollas de agua, fochas, calamones,  ánades, variadas especies de garzas, avecillas de carrizal (carriceros, tordales, buitrones, etc.), etc. En invierno también cormoranes, alguna águila calzada y los aguiluchos laguneros son muy frecuentes patrullando por su cauce. 

Barranc de Torrent cuando se cruza con la pista de Silla
Su cauce esta cubierto por un denso carrizal



Los caminos que recorren sus dos vertientes

cormoran grande
Focha común
Garza real


Garcetas comunes y garza real