jueves, 29 de mayo de 2014

UNA BUENA OPORTUNIDAD PERDIDA

En las afueras de Pinedo, hay un descampado bastante grande que hasta este año estaba en desuso y estaba siendo ocupado por una variopinta colonia de cría de variadas especies.
En 2012 la colonia la formaban un numeroso grupo de aves compuesto por cigüeñuelas, canasteras, chorlitejos chicos, charranes y charrancitos. En 2013 la cosa estuvo un poco más pobre, ya que no acudieron charranes ni charrancitos, pero seguía siendo una colonia interesante.
El caso es que en este año, el descampado ha sido ocupado por la escuela valenciana de vela en tierra. Han allanado el terreno, lo han desbrozado y han construido una especie de circuito para los vehículos que utilizan, que no son sino botes de vela con ruedas. La conclusión es que este año la colonia se ha echado a perder y las aves no han acudido aquí para criar.
No voy a ser yo quien ponga en tela de juicio el derecho del propietario de unos terrenos a hacer con ellos lo que crea oportuno; así que si ha alquilado el descampado a la escuela,  lo ha vendido o simplemente él mismo está interesado en esta actividad, está en su pleno derecho de hacerlo.
En cambio, si es de lamentar que las administraciones no hayan hecho un esfuerzo o no hayan podido llegar a un acuerdo con el propietario para mantener e incluso potenciar dicha colonia, ya que estaba bastante asentada y tenía una variedad de especies más que interesante. En fin, una buena oportunidad perdida de incrementar la lista de zonas valiosas del parque natural.
Esta misma mañana me he pasado por este descampado y en lo que debía ser una bulliciosa colonia de aves acuáticas, solo he visto un par de chorlitejos chicos, las únicas aves que aún pueden criar en este terreno tal y como ha quedado, y con el peligro siempre presente de aplastamiento de huevos si la escuela celebra algún evento.   
  



El descampado tal y como ha quedado




No hay comentarios:

Publicar un comentario