jueves, 27 de noviembre de 2014

POSTUREO

Tras una semana de pocas observaciones y pocas fotografías, rescato algunas instantáneas de mi archivo fotográfico con las aves en posturas curiosas o poco habituales.

Produciendo abono natural
Rascandose el "sobaquillo"
En el solarium

Estiramientos

Equilibrios
Contorsionista


jueves, 20 de noviembre de 2014

JOVENZUELO AVISPADO

El mochuelo europeo es la rapaz nocturna mas abundante del Parque Natural de la albufera de Valencia.
Es un nidificante habitual y suele usar las construcciones humanas que se dispersan por la marjal.
Aqui vemos un pollo muy crecido de esta especie disfrutando del Sol de la mañana junto a la entrada del agujero del muro donde ha nacido.  






  

martes, 18 de noviembre de 2014

ENFANGADO TEMPRANO

Aunque el ciclo de cultivo del arroz en la albufera de Valencia es muy concreto y dicta que el enfangado de los arrozales se realiza entre los meses de enero y febrero, cuando los arrozales se vacían del agua de la perellona; desde hace algunos años, se permite que se adelante el enfangado de determinado arrozales cuando las condiciones de humedad y temperatura así lo aconsejen.
Al parecer ello es debido a que los arrozales más alejados del lago (más elevados) tienen problemas para mantener la prolongada inundación invernal por falta de recursos hídricos, lo que unido a las suevas temperaturas  provoca la descomposición de la paja sobrante que ha quedado en los campos, pudiendo ocasionar molestias a la población del entorno y efectos negativos sobre la salubridad del agua.
Por otra parte mediante el mantenimiento del rastrojo, sin levantar, hasta al menos el 1 de febrero del año siguiente al del cultivo, se propician condiciones favorables al cobijo de determinadas especies del ecosistema. La coexistencia de superficies inundadas y superficies de rastrojera favorece la biodiversidad al conformar un paisaje alterno de zonas inundadas y no inundadas. 
Sin ir más lejos, esta mañana estaban enfangando un arrozal cercano al Saler y ayer estaban haciendo lo mismo con uno lindante con Pinedo. 
Como es habitual durante estas acciones, multitud de garcillas bueyeras, garcetas comunes, gaviotas reidoras y gaviotas sombrías se han acercado hasta estos arrozales a pillar comida fácil.


Un tractor enfangando un arrozal en el Saler el dia 18-11


Un tractor enfangando un arrozal en Pinedo el día 17-11


Garcetas comunes y reidoras al reclamo de comida facil


sábado, 15 de noviembre de 2014

COLOR DE OTOÑO

Tal y como comente en una entrada del mes anterior, el otoño es una estación maravillosa para salir al campo. La temperatura es ideal, el campo está muy bonito, podremos observar el cambio estacional de las aves migratorias, las setas y hongos proliferan en los bosques y los arboles caducifolios se visten son sus mejores galas. 
Si bien es cierto que nuestra comunidad no ha sido bendecida en abundancia de bosques de hoja caduca, si hay algunos rincones donde podremos disfrutar de ellos.
Y no hace falta alejarse mucho o hacer grandes viajes, la sierra de Espadan es un buen lugar donde poder saborear este fenómeno. Esta  alineación montañosa se encuentra entre nuestra Calderona y el Alto Palancia y es una auténtica isla botánica de gran valor. 
En ella se desarrollan comunidades vegetales relictas y casi exclusivas en nuestra comunidad, sobre todo extensos y frondosos alcornocales  que junto con la presencia de algunos árboles caducifolios como el castaño, el quejigo y el roble dotan a la sierra de una personalidad única en toda nuestra comunidad. 
Así pues, esta mañana hemos ido a Alcudia de Veo a practicar senderismo en un paraje excepcional como es el vallecillo del Jinquer.
Este pequeño valle y sus montañas están cubiertos por un extenso bosque mixto de pinos y alcornoques, mientras que por el fondo del barranco encontraremos cuidados campos de almendras y cerezos cultivados con esmero en pequeñas terrazas.
El objetivo de la excursión es visitar el despoblado del Jinquer y disfrutar del intenso colorido del bosque de castaños, que aunque en realidad no sean más que la agrupación de 10-15 árboles, conforman todo un espectáculo con su intenso color amarillo en contraste con el siempre verde de pinos y alcornoques. 
Si queremos enriquecer la excursión  y también la dureza, desde este valle parten varios senderos que coronan el pico de la Rapita, que con sus 1.106 metros es la máxima altura de esta sierra. 


Ruinas del despoblado del Jinquer

Pequeña mancha de robledal

El abuelo del bosque

Bonito colorido otoñal de los castaños







Los castaños destacan cual semaforos entre el verde del pinar



jueves, 6 de noviembre de 2014

LA MARJAL SECA

Durante la perellona, no todos los arrozales se quedan inundados. Es más, fuera de los límites de los cotos, los arrozales solo están encharcados y los más alejados al lago y más cercanos a las poblaciones periféricas del parque, incluso se quedan prácticamente secos. Estos arrozales constituirían la llamada marjal seca, muy diferente en cuanto a usos y fauna de los arrozales inundados.
Así mientras que en la parte inundada se concentran las aves acuáticas como anatidas, gaviotas, garzas, etc., en la marjal seca, abunda el grano sobrante y desperdiciado durante la cosecha y es el reino de las aves granívoras y los roedores.  
En ambas zonas se caza, pero mientras que en la marjal inundada se abaten sobre todo una gran variedad de aves  acuáticas, en la parte seca, las pollas de agua y los limícolas se llevan la peor parte. 
Esta presencia y abundancia de grano tanto en los campos como por los alrededores de almacenes y garajes de tractores,  propicia una gran abundancia de roedores y una gran variedad de aves granívoras. Se pueden ver  grandes bandos de estorninos (pintos y negros) ,  grupos de torcaces,  tórtolas turcas, palomas semidomesticas, jilgueros, pinzones, gorriones, verderones, etc. Incluso las eclécticas urracas también se apuntan al bombardeo y picotearan gustosas algo de grano.  En los arrozales con algo de agua y en las acequias también hay presencia de acuáticas y se pueden ver garzas reales, pollas de agua, garcetas, bueyeras, cangrejeras y algunos cormoranes. 
Esta abundancia de aves y roedores atrae la atención de numerosos predadores alados, siendo relativamente abundantes los aguiluchos laguneros, los ratoneros y los cernícalos.


Arrozales totalmente inundados en la marjal del Rec de Portes el dia 6-11





Arrozales parcialmente inundados en la marjal de Pinedo el dia 5-11
Arrozales apenas encharcados en la marjal de Alfafar el dia 5-11
Arrozales totalmente secos en el cami del Fus (Alfafar) el dia 5-11


Nube de estorninos en la marjal de Alfafar
Palomas torcaces en la marjal de Silla


Urracas rebuscando grano entre la paja

Las tortolas turcas se reunen en grandes grupos y vagabundean por los arrozales


Los arrozales con algo de agua atraen la atención de garzas y gaviotas



Los caminos a la marjal ya han sido cortados