jueves, 29 de mayo de 2014

UNA BUENA OPORTUNIDAD PERDIDA

En las afueras de Pinedo, hay un descampado bastante grande que hasta este año estaba en desuso y estaba siendo ocupado por una variopinta colonia de cría de variadas especies.
En 2012 la colonia la formaban un numeroso grupo de aves compuesto por cigüeñuelas, canasteras, chorlitejos chicos, charranes y charrancitos. En 2013 la cosa estuvo un poco más pobre, ya que no acudieron charranes ni charrancitos, pero seguía siendo una colonia interesante.
El caso es que en este año, el descampado ha sido ocupado por la escuela valenciana de vela en tierra. Han allanado el terreno, lo han desbrozado y han construido una especie de circuito para los vehículos que utilizan, que no son sino botes de vela con ruedas. La conclusión es que este año la colonia se ha echado a perder y las aves no han acudido aquí para criar.
No voy a ser yo quien ponga en tela de juicio el derecho del propietario de unos terrenos a hacer con ellos lo que crea oportuno; así que si ha alquilado el descampado a la escuela,  lo ha vendido o simplemente él mismo está interesado en esta actividad, está en su pleno derecho de hacerlo.
En cambio, si es de lamentar que las administraciones no hayan hecho un esfuerzo o no hayan podido llegar a un acuerdo con el propietario para mantener e incluso potenciar dicha colonia, ya que estaba bastante asentada y tenía una variedad de especies más que interesante. En fin, una buena oportunidad perdida de incrementar la lista de zonas valiosas del parque natural.
Esta misma mañana me he pasado por este descampado y en lo que debía ser una bulliciosa colonia de aves acuáticas, solo he visto un par de chorlitejos chicos, las únicas aves que aún pueden criar en este terreno tal y como ha quedado, y con el peligro siempre presente de aplastamiento de huevos si la escuela celebra algún evento.   
  



El descampado tal y como ha quedado




viernes, 23 de mayo de 2014

PENYAL D´IFACH

Hoy tenía el día libre y me he ido a Calpe a subir el Peñón de Ifach. No es la primera vez que lo subo, pero esta vez quería coincidir con el periodo de cría de las gaviotas patiamarillas.
Con esta excursión aunamos varias de mis aficiones favoritas: montaña, mar, senderismo, ornitología y fotografía, vamos un atentico placer para los sentidos y una experiencia que todo amante de la naturaleza no se debería de perder.
El “Peñón de Ifach”, símbolo de la Costa Blanca, se alza en el mar como roca calcárea de unos 50.000 m2  a 332 m. de altura y un kilómetro de longitud. Unido a tierra por un estrecho istmo, es producto de un deslizamiento de la cercana “Sierra de Oltà” constituyendo uno de los accidentes geográficos de mayor singularidad y belleza no sólo de la Comunidad Valenciana sino de todo el litoral mediterráneo. 
Está situado en Calp, en la comarca de la Marina Alta y fue declarado Parque Natural el 19 de enero de 1987. Es reserva integral de flora y durante el periodo de marzo a junio es el emplazamiento de una espectacular colonia de gaviotas patiamarillas de varios cientos de ejemplares. 
Hay un recorrido perfectamente señalizado que asciende hasta la parte alta y corona tanto el vértice geodésico de su cima como el mirador de los Carabineros, justo en el extremo opuesto. 
Es menester comentar que se trata de una ruta de montaña con todas las de la ley, por lo que hay que traer calzado adecuado y no intentarlo si no es así. Desde la entrada del túnel, el recorrido es por un terreno pedregoso, descompuesto y muy pulido, lo que lo hace tremendamente resbaladizo y eso teniendo en cuenta que la mayoría de las veces tendremos un vertiginoso cortado a nuestro lado.
Como nota curiosa, en el mismo vértice de su cima hay instalada una población gatuna de 6-7 ejemplares que viven de la caridad en forma de agua y comida que les puedan dejar los excursionistas. 
Estamos a finales de mayo y el estado de crianza de la colonia de las gaviotas está bastante adelantado, pues hay pollos creciditos por todas partes. A pesar de esto, algunas aves parecía que estaban como incubando,  quizás se trate de alguna puesta de reposición. 
Estas gaviotas están muy acostumbradas a la presencia humana y salvo algún ejemplar un poco más nervioso que nos amagara con algún picado de advertencia, la gran mayoría tienen mucha paciencia con nosotros y apenas se alteran a pesar de que pasemos por al lado mismo de sus pollos. Incluso he podido observar con pasmosa tranquilidad algunas cebas a apenas 2-3 metros de distancia con la total indiferencia de adultos y pollos.   

Recorrido del Penyal marcado con GPS

Calpe, su puerto y sus playas desde el mirador de Cavanilles
Las vistas desde la cima son impresionantes

La impresionante mole del Penyal
Agriptos acantilados
Playas de Calpe
La dura subida
La cima aun queda lejos
Cresterio

La cima a un tiro de piedra
Población gatuna en el vertice geodesico
Gaviota en el vertice geodesico
Camino al mirador de los Carabineros
La bajada tampoco es moco de pavo

Las gaviotas patiamarillas, las autenticas reinas del Penyal




La sierra Helada al fondo


Familia numerosa
Cebando a su pollo

Los pollitos abundaban por doquier







miércoles, 14 de mayo de 2014

GAVIOTA DE AUDOUIN

La gaviota de Audouin es una gaviota de tamaño medio y esbelta, lo que se ve acentuado por el suave perfil de su frente. De su coloración, lo más destacable es su pico, de color rojo coral con el extremo de color negro, manchado de amarillo en la punta.
El plumaje es gris plateado, fundiéndose gradualmente con el blanco de la cabeza y el vientre. En las alas destacan las primarias negras, moteadas en blanco en sus extremos.
La gaviota de Audouin es endémica del Mediterráneo, por lo que es una especie rara y escasa. La población modificante de esta especies es principalmente española, criando en el Delta del Ebro y algunas islas mediterráneas como Chafarinas, Columbretes, Alboran, Grosa y Baleares. 
Actualmente y desde hace algunos años, se ha asentado una colonia de estas gaviotas en el islote que hay en el Estany de Pujol, en la Albufera de Valencia.
Especialmente durante la época reproductora, la gaviota de Audouin muestra un carácter bastante gregario al nidificar en pequeñas colonias, aunque también puede reproducirse en solitario.
Muy ligada a la costa, su alimentación se basa en peces pelágicos, aunque no descarta  todo tipo de invertebrados. Es frecuente que siga a los barcos de pesca para aprovechar los descartes. 
La gaviota de Audouin se considera una especie VULNERABLE a escala mundial, y regional, pese a haber aumentado de forma notable su población. La dependencia para alimentarse de actividades humanas, la competencia y depredación que sufre por parte de la Gaviota patiamarilla, y su costumbre de agruparse toda la población en unas pocas colonias, hace que sea muy vulnerable.