martes, 15 de julio de 2014

VAYA DIA

Hay días que es mejor no levantarse, y este parece ser que es uno de ellos.
Por la mañana he ido a dar una vuelta por la marjal de Pinedo y he pinchado una rueda del coche. Menos mal que el pueblo estaba a diez minutos y en un taller me ha arreglado el desaguisado. Encima la observación más destacada ha sido una pollada casi completa (en concreto cinco patitos) de azulón recientemente atropellados en una carreterilla entre arrozales.
Por la tarde me he acercado al bebedero que tenía en una pinada cercana y me he llevado un sorpresón de lo más desagradable. Algún energúmeno lo ha localizado y me lo ha destruido por completo: se ha llevado la tela del hide y el armazón lo ha roto, me ha volcado y roto el bebedero-comedero y se ha llevado el bidón y la válvula de nivel constante. 
No sé qué es lo que puede pasar por una cabeza para destruir con tanta saña algo que no te molesta ni te afecta y en cambio es el fruto del esfuerzo y dedicación de otra persona, pero bueno es lo que hay. Además, esta zona queda invalidada y me tocara buscar otra ubicación más escondida si cabe y esperar que quede a salvo de “simios” como este. 
No es ni la primera vez ni será la última en que me desaparece un hide (es la pega de ir por libre y ponerlos en el campo) pero a este le tenía mucho cariño porque el bebedero había funcionado bastante bien (lo he mantenido en funcionamiento ininterrumpido desde agosto del año pasado, aportando comida y agua cada semana) y era visitado de forma asidua por varias avecillas, a las cuales espero que no les afecte demasiado negativamente el corte repentino de un suministro extra de agua y comida en pleno verano. Los últimos visitantes al bebedero que tenía controlados eran una familia de herrerillos capuchinos y otra de carboneros garrapinos.
A pesar del desánimo, recojo los restos del bebedero y dejo el lugar lo más limpio posible.  

Patitios atropellados en la marjal de Pinedo


Mi bebedero-comedero reducido a escombros
 
He aqui algunas de las aves que gustaban de acudir al bebedero segun la estacicón.

Petirrojo


Colirrojo tizón


Curruca cabecinegra





No hay comentarios:

Publicar un comentario